Index Mapa del Sitio Búsqueda Avanzada
search engine by freefind

Atrás Principal Arriba

Chile, 2012

Esta es la serie de mentiras que publica en internet un ciudadano chileno acerca de Argentina y nuestros  desarrollos tecnológicos soberanos (Domingo, 04 de Marzo de 2012 )

Misiles balísticos made in South America

Por Cristian Leyton, chileno.

Este es Cristian Leyton. Mirá los títulos que tiene... y no entendió nada. Es al pedo...: qod natvra non dat, Salmántica non praestat...
Cristian Leyton Salas es Doctor en Estudios Americanos.
Investigador Titular en el área de los Estudios Políticos, de Seguridad y Defensa del Observatorio Regional de Paz y Seguridad (ORPAS), de la Universidad Bernardo O´Higgins y académico del Departamento de Ciencia Política de la Universidad Central.

A ESTE TIPO... ¿LE PAGAN SUELDOS ESTATALES EN CHILE? NO LO SE, PERO ESCRIBE Y PUBLICA ESTAS SANDECES

Este es el link, pero como el chileno no publica las respuestas que se le envían, yo re- publico su artículo aquí, con la respuesta-aclaración de Pablo de León:
http://www.cristianleyton.cl/?p=1394

Texto del chileno Leyton:

Mientras en algunas capitales sudamericanas buscan dar cuerpo a una “identidad de defensa única” para la región, en otras se insiste en reflotar los fantasmas del pasado, anclando sus políticas exteriores en cuestionamientos de fronteras y espacios territoriales. Oficialmente, ninguna capital sudamericana tiene hipótesis de conflicto vigentes con sus vecinos, no obstante que importantes programas de renovación de material bélico han sido inaugurados. 

Uno de ellos dice relación con la decisión de la mandataria trasandina, Cristina Fernández, en orden a dar por reiniciada, después de una pausa de 25 años, las investigaciones y producción de misiles balísticos –o de “vectores”, como se les denomina en la jerga especializada. Argentina, deja atrás la política “Misil Cero” de Menem, y decide terminar con la moratoria en la búsqueda por dotarse de sistemas de misiles balísticos de corto y mediano alcance con capacidades duales, militares o civiles. Una decisión que pasó inadvertida, pero que rompe con lo que se creía sería una Política de Estado permanente. 

La naturaleza y condiciones internas y externas que diferencian ambos programas, aquel anterior a Menem y la actual nueva política son patentes. Carlos Menem, en su momento, decidió, con la suspensión del programa Balistico trasandino, cristalizar su nueva estrategia de alianza “carnal” con los EE.UU de comienzos de los 90s, pero además borrar la imagen de una Argentina asociada a acciones desestabilizadoras del Sistema Internacional en manos de “Estados parias”, como Iraq, por ejemplo -no olvidemos que el programa balístico Cóndor II trasandino fue vinculado a programas de misiles iraquíes y egipcios. 

Cristina Fernández, buscaría, en cambio, dar una señal de independencia vis-a-vis de la Casa Blanca, en momentos en que sus relaciones con la Administración del norte no pasan por buenos momentos. De la misma manera, la Casa Rosada percibiría dicha nueva política como un medio para evitar que el distanciamiento tecnológico entre Buenos Aires y Brasilia se expanda prohibitivamente. Esta nueva postura trasandina también constituye una fuerte señal de conciliación entre la mandataria y sus FF.AA. 

Finalmente, y asociada a la iniciativa brasileña en orden dotar al UNASUR de un complejo militaro-industrial unido, la decisión argentina le permitiría liderar un segmento relevante en dicho proceso. 

Hoy, Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (Citedef) trasandino, se encuentra trabajando a fin de poner a punto el Misil Gradicom II con un alcance de 500 kms, según trascendidos. Brasil, por su parte, se embarcó en el proyecto por dotarse un misil de crucero “inteligente”, 100% nacional, el AV/TM. Preguntas subyacen. ¿Para qué necesita Argentina dotarse de misiles balísticos que la ponen en el limite de la legalidad internacional? ¿Cuales son sus hipótesis de conflictos venideros? Hoy las condiciones políticas, económicas, diplomáticas y militares en Sudamérica no generan percepciones de amenazas negativas en función de dichas capacidades. Argentina dejó de ser una fuente de inseguridad para Chile y vise versa. No obstante ello, Buenos Aires y Brasilia nos indican la necesidad de preservar y desarrollar capacidades de la misma naturaleza dual capaces de transformarse, dependiendo de las circunstancias externas, en fuentes de poder político. No olvidemos que la tecnología balística, constituye una de tipo “dual”, es útil para uso civil pero también militar, todo depende de las condiciones externas que gatillan y estimulan uno u otra tendencia. La paz o la guerra, la cooperación o la hegemonía. Ojivas nucleares o satélites de comunicación.

Cristian Leyton, Chile.

Respuesta del argentino Pablo de León, 
que el chileno Leyton NO REPRODUCE en su blog

Sr. Leyton:

Con interés y cierta sorpresa leí su artículo gracias a un colega que me reenvió el link de su blog. Permítame decirle que, basado en argumentos que le detallo abajo, su estimación del supuesto desarrollo misilistico argentino es completamente errado. No existe tal cosa. 

En primer lugar, el cohete que usted muestra en la fotografía no es el Gradicom II, como usted da a entender. El mismo es el FAS-1500, también llamado Fénix. 
El mismo es muy similar al cohte de investigaciones Castor, desarrollado por la Fuerza Aérea Argentina a fines de los ´60. El Castor llegaba a los 500 km de altura con 75 kg de carga útil, consistiendo la misma de instrumental científico y nunca de una cabeza militar ni explosivos de ninguna índole. 

Igualmente, el FAS-1500 es un cohete de investigaciones científicas y en absoluto un misil. Si usted observa con cuidado la foto que presenta, verá que posee aletas fijas, que sus toberas son igualmente fijas, de manera que su vuelo es puramente balístico, sin control de ninguna índole, con lo cual llamarlo misil es absolutamente equivocado. Como misil sería lamentable, ya que la dispersión y falta de guiado lo harían completamente inútil, con precisions del orden de los 50 km. Y eso con entre 50 y 75 kg de carga útil, o sea nada. 

El cohete Gradicom II, al que usted se refiere, de igual manera posee aletas fijas y tampoco lleva sistema de guiado o control alguno. Sus fines son la investigación en grandes alturas y recuperar la tecnología de propulsantes sólidos compuestos, los que la República Argentina dominaba completamente con producción propia y debido a las políticas entreguistas de los años ´90 fue abandonada. 

Le aseguro , Sr. Leyton, que Chile no tiene nada que temer de estos desarrollos. Los mismos no están de ninguna manera dirigidos a armas de destrucción masiva, ya que nuestro país tiene una política de Estado para estos casos y la respeta. Argentina, como usted habrá visto, está interesada en desarrollar un lanzador de satélites livianos. 

Chile tiene más que ganar de un sistema asi que lo que tiene para perder. 

Ese lanzador, si su desarrollo es exitoso, estará disponible para que otras naciones puedan contratar sus servicios y poner sus satélites en órbita, en forma económica y dentro de la región. 

Chile, a pesar de eventuales desavenencias que usted debe conocer mejor que yo, es un país al que consideramos hermano, con el cual hoy no tenemos problemas de límites o de otro tipo. Es lamentable que desde Chile se intente mostrar a la Argentina como un país hostil o que representa un peligro para sus vecinos trasandinos. Desconozco los fines para los cuales usted desea presentar a la Argentina bajo esa luz. 

Mostrar a la Argentina como un país con intenciones armamentistas en la región sería gracioso, si no viniera de la mano de un ciudadano de uno de los países que más invierten en armas en la región. Cuando por el contrario la Argentina es de los que menos gastan en sus fuerzas armadas. 

No tengo dudas que conocerá los números que estoy por exponerle, pero según los datos del SIPRI, (Stokholm International Peace Institute) la Argentina gastó en Defensa en el 2010 (último año disponible en la base de datos) un total de $3.179 millones de dólares. Esto representa el 1% del PBI. En el mismo período Chile gastó $6.198 millones de dólares, el 3.5 % de su PBI. O sea, el doble en dinero y casi 4 veces más en relación del PBI, esto con un territorio muchísimo más pequeño para defender. Quién, le pregunto señor Leyton, intenta crear una carrera armamentista en la región?. 

Posteriormente usted culpa a la Argentina de que “no olvidemos que el programa balístico Cóndor II trasandino fue vinculado a programas de misiles iraquíes y egipcios.” Yo le pregunto señor Leyton, quién le vendió a Irak cientos de millones de dólares de armamentos, entre otros, bombas de racimo, que fueron utilizados contra la población civil en Irak, sinó Industrias Cardoen, de su país, asociadas al régimen del dictador Pinochet. Cuantas muertes civiles causó la industria armamentista de su país en el mundo gracias a Cardoen y a su gobierno que miraba al costado propiciando estas ventas? 

Que misil argentino Cóndor II fue usado en combate? Cuantas muertes causó el supuesto misil argentino en Irak o en cualquier otro país? 

Cómo puede ser usted, siendo un analista estratégico, tan parcial en sus apreciaciones? Como puede hablar de carrera armamentista argentina cuando su país ha comprado 46 aviones F-16 modernizados y más de una docena de F-5 Tiger Plus y nosotros seguimos con los pocos A-4 que nos vendieron de rezago de Vietnam? 

Finalmente, y porque podría continuar refutándolo por horas, usted escribe que “¿Para qué necesita Argentina dotarse de misiles balísticos que la ponen en el limite de la legalidad internacional? ¿Cuales son sus hipótesis de conflictos venideros?” 

La Argentina, desarrollando sus cohetes no se pone al limite de ninguna legalidad internacional. La República Argentina, como país soberano e independiente, tiene todo el derecho en realizar los desarrollos tecnológicos que le plazcan, así como Chile tiene los mismos, en un todo de acuerdo con los compromisos internacionales asumidos en la materia. La Argentina, como miembro del MTCR puede hacer el cohete o misil que le plazca. Si no lo hace es porque no los necesita, y porque no tiene “hipótesis de conflictos venideros” y le repito, ni el Gradicom II ni sus variantes futuras, ni el FAS-1500 ni nungún otro desarrollo argentino tienen otro objeto que la investigación y el mantenimiento de una tecnología que la Argentina tiene el derecho de poseer, como cualquier país libre y soberano que se llame independiente.

Atentamente,

Pablo de León. 
Sábado 3 de marzo de 2012.

VOLVER

No enviamos planos o indicaciones a pedido o por mail.- Si necesita más información para diseñar o construir cohetes, por favor lea detenidamente TODAS estas páginas web, suscribase al "Foro Cohetes", consulte el sitio web de la ACEMA o consulte mi libro "COHETES - Modelismo Espacial, Nivel Inicial

ADVERTENCIA - LEA ESTO:
Las informaciones publicadas en este sitio están destinadas a fines investigativos y científicos.- Por lo tanto, el autor y el servicio de Web Hosting no son responsables por el uso al que se destinen los conocimientos aquí vertidos ni las consecuencias de su empleo por personas maliciosas y/o inexpertas.- En caso tal que algunas de la informaciones aquí publicadas violen derechos legales, ruego se me ponga en conocimiento mediante un e-mail y corregiré el asunto a la brevedad.- Las opiniones aquí expresadas no están avaladas por mis empleadores.-
Esta página se actualizó por última vez el 04/03/12.