Index Mapa del Sitio Búsqueda Avanzada
search engine by freefind

Atrás Principal Arriba

Las revistas de divulgación científica en la Argentina

 Adaptado de "LA IMPORTANCIA POLITICA DE LA DIVULGACION Y DIFUSION CIENTIFICA Y TECNOLOGICA", por 
Guillermo A. Lemarchand, del Centro de Estudios Avanzados de la Universidad de Buenos Aires - Publicado en Revista Redes

A veces se observan afirmaciones grandilocuentes o dificiles de sostener en cuanto a volúmenes de divulgación ("..la Revista XXX, con 80.000 ejemplares de venta mensuales") o confundiendo publicaciones científicas serias -ya sean de divulgación básica  o de nivel profesional, como Ciencia e Investigación, Ciencia Nueva, QUID y Ciencia Hoy- con revistas sensacionalistas y pseudocientíficas, como la desaparecida revista 2001 de los años '60 o la más actual Conozca Más.- 
Este  artículo trae un poco de luz y números exactos -y relativamente recientes, segunda mitad de los '90- sobre estos temas.- En esta nota se podrá observar que si bien  la importancia que se adjudica en Argentina a la difusión de la tecnología puede parecer de cierto peso si se la compara con lo que se efectúa en algunos otros países de la región, esa difusión es escasa  en cuanto a nuestras conveniencias como nación.-  Por esa razón es importante distinguir los esfuerzos destinados a difundir entre los jóvenes de modo genuino el amor a las ciencias de las campañas que parecen ser de difusión pero en realidad están destinadas a cualquier otra cosa, como simplemente ganar dinero o buscar fama.-

Al igual que el resto del llamado sistema científico-tecnológico, las actividades de divulgación y difusión de Ciencia y & Tecnología (C&T) han sufrido las consecuencias de las constantes crisis políticas y económicas. Un relevamiento de las revistas publicadas y distribuidas en nuestro medio (ver Tabla A ) nos muestra que de los 454 títulos registrados por la Asociación Argentina de Editores de Revistas, sólo cinco (1,1 %) están dedicadas a la divulgación de actividades de C&T (Ciencia Hoy, Conozca Más, Descubrir, Ecuación y Muy Interesante). En esta lista se consideran solamente aquellas publicaciones periódicas que son distribuidas en los quioscos del país. No se incluyen, los boletines, publicaciones institucionales, y otros de escasa tirada. Tampoco, se tienen en cuenta las revistas especializadas como Anales de la Asociación Química Argentina, Boletín de la Asoc. Arg. de Astronomía, Desarrollo Económico, I+D, Redes, Sociedad, etc.

En los últimos treinta años, a las llamadas revistas científicas de divulgación 1(Ciencia e Investigación, Ciencia Nueva, QUID y Ciencia Hoy), les ha sido difícil garantizar una continuidad y regularidad en su publicación. Como se ha señalado, el nivel de complejidad del vocabulario utilizado en las mismas es altamente restrictivo para un público más general. Sus tiradas son (o fueron) relativamente pequeñas (algunos miles de ejemplares), tienen (o tuvieron) escaso apoyo publicitario (~6% en Ciencia Hoy contra ~25% en Conozca Más, estimados sobre la base de los últimos números de 1995), lo que impone que su edición quede supeditada al auxilio económico de subsidios de entidades oficiales y fundaciones privadas. Este segmento de mercado es completado por la importación de revistas extrajeras como Scientific American (y su traducción Investigación y Ciencia), Mundo Científico (traducción de La Recherche), etc.

Tabla A: Distribución por género de las revistas nacionales de temas vinculados con actividades científicas y técnicas, expresadas en cantidad de títulos y en porcentaje sobre el total de títulos registrados y la circulación bruta anual del total de revistas argentinas y extranjeras entre 1987-1994. Fuente: Asociación Argentina de Editores de Revistas y Centro de Distribución de Revistas (datos al 1 de noviembre de 1995).
      Circulación de
Revistas en millones
Género Cantidad
de Títulos
Porcentaje Año Nac. Extran. Total
Agricultura/Ganadería/Act. Rurales 27 5.95 % 1987 158.8 15.5 174.3
Arquitectura y Construcciones 19 4.19 % 1988 120.6 15.9 136.5
Computación 15 3.30 % 1989 89.9 9.2 99.1
Divulgación Científica 5 1.10 % 1990 92.3 7.2 99.5
Ecología/Medio Ambiente 3 0.66 % 1991 144.5 12.8 157.3
Electrónica 12 2.64 % 1992 178.2 24.2 202.4
Ingeniería 8 1.76 % 1993 198.8 24.4 223.2
Medicina/Salud 14 3.08 % 1994 197.0 28.7 225.7

Por otra parte, al igual que en otros países, desde mediados de la década de los ochenta se publican en la Argentina, una serie de revistas populares de ciencia (Muy Interesante, Conozca Más, Descubrir). En ellas, no solamente el lenguaje empleado en sus artículos está por debajo del umbral de los periódicos, sino que también la calidad de los mismos suele ser deficiente. En muchos casos se confunde las actividades de ciencia con la pseudociencia, terminando por "desinformar" y confundir a la opinión pública. Este segmento de "complejidad" es completado por un número creciente de publicaciones extranjeras (Conocer, Discover, The Sciences, Omni, etc) y otras más específicas (Astronomy, Psychology Today, Revista de Arqueología, Sky & Telescope, Tribuna de Astronomía, Universo, etc), incluyendo una cantidad cada vez más creciente de títulos vinculados a la computación.

En cuanto a los datos sobre su circulación no están desagregados y solo podemos hacer estimaciones. Las revistas incluidas en la primera categoría (Ciencia Hoy, Investigación y Ciencia, Mundo Científico y Scientific American) tienen ventas aproximadas a unos 5000-6000 ejemplares por número. Estos valores totalizan entre 210 y 252 mil ejemplares anuales (para el conjunto de las 4 revistas) o sea, aproximadamente, el 0,1% del total de revistas que circularon en Argentina en 1994.

Con respecto al segundo grupo (revistas populares de ciencia) sus tiradas rondan entre 60 y 100 mil ejemplares mensuales2, lo que implica cantidades anuales, para el conjunto, que oscilan entre 2,16 y 3,6 millones de ejemplares (entre 1 y 1,6% del total de revistas vendidas en 1994).

Por otra parte, durante la década del noventa, los tres diarios de mayor circulación en Argentina (Clarín, La Nación y Página 12) comenzaron a publicar suplementos semanarios dedicados a la ciencia y la tecnología. La calidad de los mismos no es uniforme. La mayoría de las notas suelen ser escritas por colaboradores externos y/o compradas al exterior. 
La distribución temática suele estar centralizada en la medicina, la computación y la ecología (ver tabla B). Podemos comprobar la alta correlación entre la distribución temática local y aquella internacional descripta en la sección 3.2. Aquí también se puede observar que estas distribuciones temáticas son más importantes cuanto menor es el nivel de complejidad del vocabulario utilizado en el diario o la revista y consecuentemente da una idea de las preferencias del público no-especializado. Por otra parte, en las llamadas revistas científicas de divulgación muestran tener una distribución temática más homogénea, mientras que las revistas populares de divulgación siguen los perfiles de los suplementos de los diarios. Nos llama la atención que dentro de los 144 suplementos de ciencia en La Nación desde marzo de 1993 a diciembre de 1995, se publicó un sólo artículo de política científica en la Argentina (0,28 %). Es notablemente marcada la diferencia con el matutino mexicano La Jornada, el cual dedicó un 21 % de los artículos de su suplemento científico a temas de políticas en C&T. Sin embargo, se debe reconocer que muchos de los artículos sobre políticas en C&T de los diarios locales, aparecieron en las páginas centrales y no en los suplementos especializados. Si se contabilizara la cantidad de páginas publicadas en los matutinos, en los días siguientes, a la opinión que sobre los científicos vertió el Ministro de Economía, Dr. Domingo Cavallo, en 1994 en los medios, se verificaría que en un par de semanas se publicaron más páginas sobre la política científica y los investigadores en la Argentina, que en la suma de lo publicado en el lustro anterior.

Tabla B: distribución temática de los artículos aparecidos en los suplementos de ciencia de los diarios La Nación (Buenos Aires, Argentina) y La Jornada (México DF), y las revistas Mundo Científico (traducción de La Recherche, Barcelona España), Scientific American (EEUU), Ciencia Hoy (Bs.As., Argentina), Conozca Más (Bs.As., Argentina), y Ciencia y Desarrollo (México, DF). Fuente: elaboración propia en base conteos.
TEMA La Nación
(a, b)
La Jornada
(c)
Mundo Científico
(d)
Scientific American
(e)
Ciencia Hoy
(f)
Conozca Más
(g)
Ciencia y Desarrollo
(h)
Astronomía, Cosmología 5,00 6,41 3,00 7,62 5,00 4,18 8,00 1,00
Arqueología,paleontología 2,30 1,92 --- 5,82 ---- 2,09 --- ---
Biología 16,00 11,34 10,00 15,93 14,00 20,54 14,00 20,00
Medicina 17,00 11,42 19,00 13,34 16,00 13,59 23,00 4,00
Física, Matemática, Química 4,30 5,04 10,00 13,85 19,00 10,45 3,00 27,00
Ciencias Sociales y Humanas 4,30 4,25 6,00 9,88 4,00 6,62 3,00 1,00
Ecología y Medio Ambiente 11,00 19,32 10,00 5,40 4,00 4,88 11,00 7,00
Geología, Oceonografía 2,30 4,89 3,00 4,29 3,00 3,83 --- 2,00
Historia y Filosofía de la Ciencia y la Tecnología --- --- 8,00 5,32 10,00 14,63 8,00 7,00
Política Científica y Tecnológica 0,40 0,28 21,00 2,95 1,00 8,71 --- 13,00
Tecnología, Industria 17,00 9,38 6,00 9,83 8,00 4,18 14,00 13,00
Informática 19,80 22,54 1,00 5,72 5,00 0,70 5,00 5,00
Varios 2,40 0,78 3,00 --- 12,00 5,57 11,00 1,00
Publicidad 2,81

(a) Porcentaje sobre la base de los títulos del primer año de publicación.
(b) Porcentaje sobre la base de la cantidad de páginas publicadas dentro de los 116 números examinados en un total de 144 suplementos de ciencias publicados (81 %) entre el 23 de marzo de 1993 y 23 de diciembre de 1995.
(c) La Jornada es uno de los diarios de circulación nacional en México, que más aceptación ha tenido sobre un amplio público de profesionales, maestros, estudiantes e intelectuales en general. Sobre conteos de la suplemento de ciencia entre 1991-1993 (Magaña et al., 1995).
(d) Sobre conteos en el índice temático desde el número 1 al 152 (marzo 1981-diciembre 1994).
(e) Conteos sobre los artículos publicados entre 1991 y 1993 (Magaña et al., 1995).
(f) Conteos sobre los índices de 4 volúmenes de los 5 ya publicados al momento de escribir este artículo.
(g) Conteos sobre los artículos publicados entre 1991 y 1993 (Magaña et al., 1995).
(h) Conteos sobre los artículos publicados entre 1991 y 1993 (Magaña et al., 1995).

Tal vez, en el ámbito local, una de las experiencias más exitosas ha sido el Programa de Divulgación Científica, encabezado por el Dr. Enrique Belocopitow, en funcionamiento desde 1985. Este programa otorga un número limitado de becas a graduados en ciencias y en periodismo, para que adquieran formación -a través de cursos especializados- para la divulgación de temas de C&T. Muchos de ellos realizan pasantías en centros de investigación y universidades. En estos diez años, mediante este programa que funciona en la Fundación Campomar, se han logrado publicar varios miles de notas de C&T, en diarios y revistas argentinas. Otro programa de características similares funciona en el Centro de Divulgación Científica de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires.

Mencionaremos aquí, tan sólo un ejemplo de los resultados inesperados que se pueden generar tras una adecuada política de difusión en C&T. En 1986, el Premio Nobel de Física fue concedido a los inventores del microscopio de efecto túnel. Una alumna del curso de periodismo científico dictado por el Dr. Belocopitow3, se relacionó durante la reunión anual de la Asociación Física Argentina, con un investigador argentino que trabajaba en temas afines. Esto motivó la publicación de sendos reportajes en Clarín y Ámbito Financiero. Esas notas llamaron la atención de los directivos del INTI, de la SECyT y de un grupo empresario local. Como consecuencia de la acción mancomunada de estos sectores, se proporcionaron los fondos y el apoyo logístico para la construcción de un microscopio de efecto túnel en la Argentina. En noviembre de 1987, el primer prototipo fabricado en el INTI ya estaba en funcionamiento, inclusive con mejoras innovativas respecto al modelo original de diseño extranjero.

Este resultado motivó una nueva nota en Clarín, la cual, a su vez, permitió el acercamiento, al equipo constructor, de un grupo de empresarios interesados en su comercialización en Italia. Este es uno de los mejores ejemplos de la importancia estratégica de una buena política de divulgación científica.

Notas
1
Estas son las únicas cuyo plantel editorial estaba compuesto por un selecto grupo de científicos locales, su espectro temático estaba dedicado a cubrir todas las áreas de la ciencia, se distribuyeron gratuitamente en los centros oficiales de investigación, dispusieron de venta libre en todos los quiscos del país. En general el nivel de complejidad de sus artículo eran comparable a los de Scientific American, La Recherche, American Scientist, New Scientist, etc.
2
La revista Conozca Más, en su número de septiembre de 1995, superó con holgura la venta de 200.000 ejemplares. Esta edición iba acompañada por un video de una supuesta autopsia a un extraterrestre (esto tiende a confirmar la opinión de que en este segmento del mercado no existe una clara línea divisoria entre ciencia y pseudociencia).
3
E. Belocopitow, La divulgación o el Secreto, Boletín de Ciencia y Técnica, UBACyT, 1989
 

No enviamos planos o indicaciones a pedido o por mail.- Si necesita más información para diseñar o construir cohetes, por favor lea detenidamente TODAS estas páginas web, suscribase al "Foro Cohetes", consulte el sitio web de la ACEMA o consulte mi libro "COHETES - Modelismo Espacial, Nivel Inicial

ADVERTENCIA - LEA ESTO:
Las informaciones publicadas en este sitio están destinadas a fines investigativos y científicos.- Por lo tanto, el autor y el servicio de Web Hosting no son responsables por el uso al que se destinen los conocimientos aquí vertidos ni las consecuencias de su empleo por personas maliciosas y/o inexpertas.- En caso tal que algunas de la informaciones aquí publicadas violen derechos legales, ruego se me ponga en conocimiento mediante un e-mail y corregiré el asunto a la brevedad.- Las opiniones aquí expresadas no están avaladas por mis empleadores.-
Esta página se actualizó por última vez el 18/06/07.